lunes, 17 de mayo de 2010

E.5.2_ KEVIN ARMAS




















El proyecto comienza con el análisis de la planimetría del Pabellón Alemán de Mies Van der Rohe en el que se establece el sistema geométrico de orden que determina la ubicación y forma de los planos y los espacios.
De este estudio deriva un objeto síntesis inscrito en un campo espacial de 12x24x36 cm dentro del cual una superficie continúa se pliega para conformar y relacionar distintos espacios de acuerdo con una retícula tridimensional regular.
Esta idea de la cinta es el punto de partida en el diseño de la casa: sobre un terreno de 30x45 metros con 10 % de pendiente, una superficie continua se pliega para definir límites, conformar espacios y formar muros, techos y terrazas.
La casa está orientada hacia el noreste para mejorar las condiciones de iluminación, ventilación y visibilidad en todos los espacios. Desde el punto de vista geométrico la casa se implanta en el terreno de acuerdo con una retícula regular girada 23* con respecto a los bordes del terreno que determina la ubicación de los muros y la forma y tamaño de los espacios, de esta manera se trabaja siempre con proporciones notables como cuadrados y rectángulos múltiplos de estos.
No hay columnas que interrumpan el espacio, la estructura portante está compuesta por los muros perimetrales, que en algunos puntos visualmente cambian su espesor para contener los espacios de servicio.
El vacío articula y relaciona los espacios, por eso los patios se consideran los espacios de primera jerarquía, mientras que las áreas techadas contienen los espacios de segunda jerarquía como la habitación, áreas sociales y el estudio, y los de tercera jerarquía los de servicios. Los patios varían en tamaño, privacidad y definición de sus límites: el patio de la habitación esta hundido en el terreno y confinado entre muros, el patio central se abre por una de sus caras y el patio de la piscina completamente abierto al paisaje, se levanta como un basamento sobre la pendiente.
La envolvente es la cinta que se va plegando y definiendo limites. Los muros de la casa están inspirados en los muros del Pabellón Alemán, con una altura de 3 metros y 3 divisiones con el propósito de que su centro geométrico coincida con el horizonte de una persona de pie y que la primera línea de división coincida con el horizonte de una persona sentada. Para la intimidad en el cuarto se usa vidrio esmerilado que impide la visibilidad pero permite el paso de la luz.
La cinta se hunde en el terreno y modifica la topografía. El techo de la casa está al mismo nivel de la calle, así que desde arriba se percibe toda su estructura espacial. El recorrido comienza con una escalera asociada a uno de los muros que desciende hasta un balcón que mira al paisaje, desde allí, se puede acceder al estudio o a la casa. Una vez en la casa, la circulación esta definida por un corredor que acompaña al muro principal y que relaciona todos los patios y áreas techadas. Al norte, un gran ventanal se abre sobre el patio de la piscina como remate del recorrido.






video

No hay comentarios: